Ya hemos visto cómo hacer la llave «Americana«, hoy veremos cómo defenderla. La americana es una de las llaves más fáciles de coger al principio, pero también es una de las más sencillas de defender. Como ya vimos en la explicación de la sumisión, lo que tenemos que evitar es la hiper rotación externa de nuestro hombro.

Defensa de Americana: puntos clave

  • Bloquea el brazo del rival con tu cabeza, ya que así él tendrá menos rango de movimiento para forzar tu rotación externa de hombro.
  • Empuja, molesta y desequilibra al rival, impide que esté cómodo y tenga una posición estable sobre ti, ya que si la tiene se centrará en la sumisión. Las posiciones habituales serán Montada, controles laterales y Media Guardia.
  • Defiende el ataque con ambos brazos. Tu rival está usando ambos brazos para controlar el tuyo, céntrate desde el principio en que tu otro brazo no se quede aislado y utilízalo activamente para defender la sumisión, incomodar o desestabilizar a tu rival.
Ir arriba