Alejandro y Emilio nos enseñan a hacer dos derribos básicos desde la espalda. A veces en Jiu Jitsu Brasileño pasamos atrás y llegamos a un control de espalda pero no somos capaces de proyectar a nuestro rival de una manera controlada para asegurar la inmovilización. Hoy veremos cómo hacerlo eficazmente.

A diferencia del Judo (donde por supuesto también se aplica pero hay restricciones de tiempo), en Grappling y BJJ es esencial que sigamos trabajando nuestra estrategia una vez estamos en el suelo, así que es fundamental enlazar derribos con posiciones que tenemos bien controladas. No es lo mismo derribar y caer en la Guardia del rival, que nos obligaría a pasarle la guardia, o caer con la guardia ya pasada en una Posición Lateral, o incluso acabar directamente en la Montada.

Proyecciones desde la Espalda: puntos clave

  • Nunca dejes tu pierna a su alcance: si dejamos una pierna entre las suyas y él puede alcanzarla correremos el riesgo de que nos haga una llave de rodilla o kneebar.
  • Abraza uno de sus brazos: siempre hay que bloquear uno de sus brazos, es la base de la posición porque le impide luchar para recuperar la posición o zafarse de nuestro agarre.
  • Echa tu peso hacia delante: dificúltale el equilibrio a tu rival, no permitas que esté cómodo porque entonces puedes perder la iniciativa.
  • Asegura la posición en el suelo: una vez le hayas derribado afianza tu posición lateral, ya sea 100 Kilos 2, Rodilla en Estómago o la que prefieras hacer.
Ir arriba