Tanto en Jiu Jitsu Brasileño como en Grappling, una de las llaves que mejor salen desde la Montada es el Triángulo. El Triángulo desde montada tiene alguna particularidad que lo diferencia del Triángulo desde la guardia porque partimos de una posición muy dominante. Pero de todas formas deberemos hilar muy fino, ya que es una sumisión relativamente fácil de defender una vez que sabemos que nuestro rival la está buscando.

Triángulo desde Montada: puntos clave

  • Empieza en la montada alta: tanto una montada común cerca de su cabeza como una Montada Z (o Montada S), de otra forma tus rodillas no estarán lo suficientemente cerca para atrapar y aislar uno de los brazos. De esta forma tendremos que tener especial cuidado de que no escapen entre nuestras piernas en el proceso de aislar un brazo.
  • Ataca primero el cuello: como siempre en Montada, debemos empezar atacando el cuello para que nuestro rival abra huecos en su defensa y nos entregue potencialmente un brazo.
  • Sé metódico en la preparación: una vez hayas aislado un brazo asegúrate de no dejar espacio para que lo libere o pase el otro.
Ir arriba